Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Leer Más

Nueva Ley de Autónomos: Fiscalidad y Seguridad Jurídica - Law&Lex

Nueva Ley de Autónomos: Fiscalidad y Seguridad Jurídica

Esta semana en Law&Lex continuamos detallando los cambios que ha traído el nuevo año en materia de trabajadores por cuenta ajena. En las últimas semanas hemos hablado de emprendimiento y reemprendimiento, de trabas administrativas y de protección social. Hoy comentaremos las dos principales novedades en términos de Fiscalidad y Seguridad Jurídica.

El motivo de este hilo de publicaciones reside en que aunque la nueva Ley de Autónomos entró en vigor en octubre, muchas de las medidas contempladas en ella no se han materializado hasta la entrada de 2018. La causa: estas cuestiones requerían de presupuesto específico que no se habilitó hasta la entrada en vigor de los presupuestos de este año.

Mientras que la fiscalidad es un término muy conocido por los autónomos (que se define como el conjunto de leyes, reglamentos y procedimientos de la hacienda pública sobre tasas, impuestos y contribuciones que rigen en un estado), la seguridad jurídica puede resultar más desconocida.

La seguridad jurídica es un principio universalmente reconocido del derecho que se basa en la certeza del derecho. Este concepto afecta tanto al ámbito de la publicidad como de la aplicación de la ley, y representa la seguridad de que se conoce, o puede conocerse, lo previsto como prohibido, ordenado o permitido por el poder público.

  • La nueva Ley de Autónomos contempla que los trabajadores por cuenta propia que ejerzan su profesión desde su domicilio puedan deducirse el 20% de los suministros de agua, gas, electricidad, telefonía e internet.
  • El pacto alcanzado contempla asímismo que los autónomos podrán deducirse en el IRPF hasta 26,67 euros al día por dietas, una cifra que aumenta hasta los 48,08 euros cuando estén en el extranjero. En cualquier caso, para poder realizar estas deducciones es imprescindible los pagos que realiza el autónomo deberán ser en formato telemático para asegurar que queda un rastro de la operación.

Con este apartado sobre fiscalidad y seguridad jurídica damos por cerrada la revisión de los aspectos esenciales de la nueva Ley de Autónomos. Si tiene alguna otra duda en la que podamos ayudarle, no dude en contactar con nosotros a través del formulario que encontrará en nuestra web. Estaremos encantados de ayudarle.


Deja un comentario